lunes, 9 de noviembre de 2009

Vivieron felices y...


Ya era hora de que alguien diera voz a las pobres perdices. Todos los cuentos terminan con un supuesto final feliz para todos, salvo para las familias de las pobres perdices que acaban siendo devoradas en los banquetes al final de los cuentos. Ésta vez el banquete será para las desdichadas perdices, el menú: Príncipe y Princesa "a lo pobre".
(Irene Fenollar)

6 comentarios:

Le Petit Ecolier dijo...

WALA!! Genial Irene ^__^

danhellez dijo...

Debo decir que ésta es la ilustración más heavy (y sin mostrar nada de sangre), y la que más me mola, tanto por la idea como su ejecución. Un saludo infernal.

Benja González dijo...

Solo una palabra: Genial. De los mejores de esta semana.

Noemi dijo...

bueno, bueno chata. te estás haciendo una experta en texturas.
muy chulo :)

Raúl Ferrís dijo...

Como siempre Irene me encanta la atmosfera y los desenfoques. Muy buena!

davido dijo...

Una ilustración muy cuidada. Muy buenas las perdices y la profunidad de campo de la escena

Publicar un comentario