lunes, 9 de noviembre de 2009

The king frog


Una rana gigante va por el bosque y se encuentra con caperucita roja. La rana se enamora locamente de ella. Se la lleva a lo alto de una loma para que le de un beso de amor en la intimidad del bosque, y así ella también se convierta en rana.

10 comentarios:

Eva Goes dijo...

Así las chicas de los cuentos se enterarán de lo que sienten las pobres ranas... Muy chula, una pena que se vea tan pequeñita, tiene pinta de tener muy buenos detalles.

ito dijo...

Ya está más grande (gracias lemonday)

nines dijo...

yo me acuerdo de una caperucita rockera, que se va con el lobo a un concierto de rock, y la abuela con el leñador en el bingo.

Irene dijo...

Esa idea de convertir a las princesas en rana me ha gustado mucho! la expresión de la rana más que de enamorada parece más de indiferencia, parece que diga: ¿que pasa nunca has visto una rana gigante o que? jajajajajjaja Muy buena!!!

elisa talens dijo...

Que bueno! He visto que antes de Lemonday hacias ilustraciones para los martes!!
Muy chulos los refranes!! Y muy buena la de esta semana tambien : )

ito dijo...

Tienes razón Irene tiene como un poco cara de besugo, ummm, pero tampoco es que las ranas tengan mucha expresividad en la cara, jeje (aunto-consuelo).

Gracias Elisa.

davido dijo...

Me gusta la idea y en grande mucho mejor

Raúl Ferrís dijo...

me encantaron los bocetos de tu blog y el proceso creativo!

ito dijo...

Raúl, gracias, a mi me encanta tu tipografía

Alba fenollar robles dijo...

Jjaja que guay la rana jajaja esta muy bien echo aber silo adivino la princesa y el sapo.

Publicar un comentario