lunes, 7 de septiembre de 2009

1950

Francisco y Amparo se casaron en 1936. Poco después él fue llamado a filas para combatir en el frente republicano. Ella esperó sin recibir noticia alguna. En el año 1938 tuvo la suerte de regresar a casa aunque herido de guerra. La pareja se convirtió poco a poco en una familia. Su hijo mayor, mi padre, nació al final del conflicto y este año ha celebrado su 70 aniversario.
Ilustración basada en una fotografía familiar tomada sobre 1950.
(Elisa Talens)

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante la idea, me gusta que esté basado en una foto de tu propia familia, te da que pensar...

Noemi Sg

téb.art dijo...

Cuando conoces la historia que esconde esta ilustración aún llega más hondo, bonita gama cromática, veo que hemos coincidido con lo de la foto antigua, en tu familia tuvieron la suerte de ver regresar a tu abuelo, en la mía, mi abuelo se quedó esperando a sus hermanos...

Me gusta mucho Elisa!

Eva Goes dijo...

Q linda Li...has salido de tus colorines típicos y sigue siendo super bonita, todos con su sonrisa de lado y los piececitos de pato...
Al final has decidido sacar lo del brazo y me parece una buena idea, porque para nada lo has hecho de forma trágica. Un final feliz, y además real...:) y si no mira qué belleza de hija tuvo el hermano mayor!

luislópez dijo...

Muy acertada el cambio de gama de cromática. La verdad es que nos viene bien que salga algun tema que nos obligue a cambiar nuestra paleta de colores para no estancarnos!

Raúl Ferrís dijo...

No se si me gusta más que otras (tuyas) por que estube alli para ver como se iba transformando todo o por el resultado final.

De un cuidado boceto escaneado a un excelente acople de tonalidades en sepia, con varios problemas y soluciones de por medio.
Muy buena aportación!

davido dijo...

Me gusta, es algo diferente a lo que vienes haciendo más por los tonos que por los personajes y encima tiene una historia detás!

elisa talens dijo...

Gracias por opinar gente lemonera!

La verdad es que he disfrutado haciéndola, tanto por probar cosas nuevas (creo que es la primera vez que añado algo de foto) como por tratarse de una historia tan cercana. Me ha parecido divertido dibujar a mis tios como nenes.

Irene dijo...

Me ha parecido una ilustración excelente, el tratamiento que le has dado (dentro de tu estilo infantil) le da un caracter entrañable con un importante trasfondo que es la historia en la cual se basa.

Por las expresiones y la línea me da una sensación de optimismo, dentro de lo dramático que es el tema.
Es como el fin de una horrible pesadilla, parece que tras superar las enormes dificultades la enamorada parejita se ha hecho más fuerte, y más unida que nunca afrontan una nueva etapa; fruto de ello es esa maravillosa familia que ha formado.

Mª Victoria dijo...

La historia es muy bonita, la ilustración tambien , van a juego, en lo del brazo no me habia fijado me parece bien que este son hechos, y en lo de la foto antigua tambien lo pense porque estube mirando fotos de mi abuelo de uniforme, menos mal no creo que me hubiera quedado como a vosotros. Muy chula me ha encantado.

Publicar un comentario