lunes, 14 de septiembre de 2009

Llegué a casa sin ganas de nada y me tire en el sofá, después de varias vueltas de acomodamiento y algún que otro bostezo, me percaté de que algo olía mal. Entonces vi que alguien había dejado la tele encendida.

Esta semana en Lemonday trataremos la telebasura,
dadnos vuestra opinión sobre la caja tonta!

2 comentarios:

luislópez dijo...

Sinceramente, hoy por hoy creo que es un elemento de ocio prescindible de nuestras vidas. Realmente alguien prefiere ver como se gritan dos energúmenas de vida alegre a estar dando una vuelta por la calle?

Eva Goes dijo...

Por desgracia mucha, muchíiisima gente prefiere encerrarse en casa y tragarse la vida de los demás, quizás porque en muchos casos la suya propia es demasiado aburrida...

Publicar un comentario